Tarima maciza y otros suelos decorativos

Tipos de suelos: tarima maciza, flotante, multicapa…

Si tenemos en cuenta el material del que se componen las lamas hay que distinguir entre:

Tarimas multicapa. Están formadas por una chapa de madera natural que es la que queda visible hacia el exterior. Esta parte superior tiene un espesor de 2.5 mm a 5 mm está reservada para el uso de maderas nobles y atractivas. El resto de capas lo componen maderas más económicas y su función es estructural.

Suelos laminados. Se trata de un tipo de tarima de gran resistencia. Consta de un tablero de fibras de alta densidad prensado recubierto por capas de papeles impregnados de resinas y aditivos. De esta manera se consigue gran resistencia frente a abrasiones, golpes y arañazos. añaden varias capas como el papel impreso o una capa de desgaste.

Tarimas macizas. Formadas por tablas únicamente de madera, normalmente con un espesor de 18 a 22 mm. Podemos destacar que este tipo de tarima admite hacer reparaciones, barnizar y acuchillar. Por lo tanto, si se realiza una conservación adecuada, se mantienen en muy buen estado durante mucho tiempo.

En cuanto a la manera de colocación del suelo de madera, distinguimos entre:

Sobre rastreles. Se usa con la madera maciza y el parquet multicapa. Sobre una base de tablillas paralelas fijadas al suelo se van cruzando los listones consiguiéndose una superficie resistente y compacta.

Encolado. Se utilizan adhesivos para encolar las tablas entre sí o a la base o solera.

Flotante. Es la forma más sencilla de montaje del suelo y consiste en uniones mecánicas tipo click o lock.

Para la correcta elección del suelo y su instalación es fundamental contar con técnicos especializados. En Maderas Ardu garantizamos la calidad de nuestros trabajos, acabados impecables y gran durabilidad.

Comments (0)

No comments at this moment